Frutería online Froitas Xeitosiña - Vigo
Reparto a domicilio de frutas y verduras de calidad en Vigo

El carro está vacío

Cómo cocinar las verduras para mantener sus propiedades

El color verde de las verduras se debe a la presencia de clorofila en su composición. La clorofila es un pigmento de origen vegetal presente en plantas y algas, necesario para la transformación de la energía del sol durante el proceso conocido como fotosíntesis.

El consumo de clorofila resulta beneficioso para nuestro organismo debido a su acción antioxidante, anticancerígena y antimutagénica. Además, la clorofila nutre y fortalece los sistemas circulatorio e intestinal, y es una importante fuente de magnesio, elemento imprescindible para mantener la salud de nuestros huesos, dientes, y sistema nervioso.

Sin embargo, este pigmento se puede degradar fácilmente durante el proceso de cocinado, perdiendo magnesio y haciendo que los alimentos que lo contienen pasen de un característico color verde brillante a un verde oscuro apagado, a veces incluso pardusco.

El salteado y el cocinado al vapor son las técnicas que mejor conservan la clorofila en los vegetales, y por tanto, su color verde, mientras que la cocción tiende a degradarla, especialmente si realizamos cocciones muy prolongadas.

Otro factor que influye en la pérdida de clorofila durante la cocción es la presencia de sales en el agua. Las sales de calcio y magnesio se encuentran de forma natural en las llamadas aguas duras, de forma que las verduras que se cuecen en aguas duras retienen mejor sus propias sales, y por tanto, su color verde. Sin embargo, las aguas gallegas se caracterizan por ser aguas blandas, es decir, tienen una baja concentración de sales de calcio y magnesio, por lo que resulta conveniente salar ligeramente el agua que utilicemos para cocer verduras.

Por tanto, si quieres que tus verduras conserven sus nutrientes y mantengan su característico color verde intenso, no tienes más que seguir los siguientes consejos:

  • Utiliza preferentemente el cocinado al vapor o el salteado. La cocina con wok es una excelente manera de cocinar las verduras manteniendo todas sus propiedades.
  • En caso de cocción, utiliza agua abundante y ligeramente salada, con el fin de que no se interrumpa la ebullición cuando incorpores las verduras, y que la clorofila no se degrade y no se pierdan las sales minerales que las verduras contienen de forma natural.
  • Cocina las verduras al dente, comprobando su consistencia durante el cocinado y retirándolas del fuego antes de que su color pierda intensidad.
  • Sirve inmediatamente las verduras después de cocinarlas, o refréscalas en agua fría y resérvalas para darles un golpe de calor antes de servirlas.

Tal y como decía Hipócrates, padre de la medicina moderna:

"Que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento."