Frutería online Froitas Xeitosiña - Vigo
Reparto a domicilio de frutas y verduras de calidad en Vigo

El carro está vacío

El aguacate

El aguacate o avocado es el fruto del aguacatero, un árbol de la familia de las lauráceas originario de Centro y Sudamérica. Se trata de un fruto en forma de pera y color oliváceo, que generalmente presenta en su interior una única semilla redondeada, de gran tamaño y color marrón claro.

Temporada del aguacate

Hoy en día podemos comprar aguacates durante todo el año. No obstante, se trata de un fruto de verano, cuya mejor temporada abarca los meses de junio a octubre.

Variedades de Aguacate

Existen varios cientos de variedades de aguacate, entre las cuales las principales son:

  • Aguacate Hass: es la variedad más conocida y comercializada. Se caracteriza por su pequeño tamaño, su piel oscura y rugosa, y su pulpa amarillenta.
  • Aguacate Bacon: es la variedad más temprana de aguacate. Tiene la piel de color verde brillante.
  • Aguacate Cocktail o Dátil: es una variedad alargada, sin hueso. Su sabor es fino y delicado.
  • Aguacate Fuerte: tiene forma de pera, y su piel es fina y, áspera y sin brillo.
  • Aguacate Pinkerton: variedad en forma de pera alargada, de piel rugosa.

Consejos a la hora de comprar aguacates

Los aguacates deben elegirse sin defectos como manchas, puntos negros o signos de excesiva maduración.
El aguacate debe consumirse maduro. Para saber si están a punto debemos fijarnos en la dureza de su carne; para ello basta con apretarlos ligeramente con el dedo y asegurarnos de que su carne cede ligeramente. En caso de no estar del todo maduros, podemos dejarlos a temperatura ambiente unos días.

El aguacate en la cocina

La carne del aguacate se oxida en contacto con el aire, de modo que conviene abrirlo justo antes de su consumo. También se puede conservar su pulpa en la nevera si hemos tenido la precaución de rociarla con zumo de limón y envasarla protegida del aire.

Abrir un aguacate sin destrozarlo no resulta sencillo la primera vez. Para ello podemos cortarlo longitudinalmente hasta el hueso, dando la vuelta completa al fruto con el cuchillo para, seguidamente, girar las mitades en sentido contrario hasta que se desprenda el hueso de una de ellas. Para separar la pulpa de la piel podemos ayudarnos de una cuchara.

El aguacate admite múltiples preparaciones: puede consumirse en fresco, en ensaladas, relleno, en forma de salsas o purés, como ingrediente de zumos y batidos, etc. Debido a su contenido graso, la pulpa del aguacate también puede utilizarse a modo de mantequilla, previamente machacada y aliñada con aceite y limón.

El aguacate es el ingrediente principal de uno de los platos más conocidos de la gastronomía mejicana: el guacamole.

Propiedades nutricionales del aguacate

La principal característica nutricional del aguacate es su elevado contenido en grasas, que en algunas variedades llega al 30%, aunque generalmente oscila entre el 10 y el 15%.

No obstante, las grasas del aguacate están fundamentalmente compuestas por ácidos grasos insaturados, destacando su contenido en ácido oléico, que es uno de los principales componentes del aceite de oliva. Estas grasas ejercen una acción beneficiosa sobre los vasos sanguineos, evitando la formación de colesterol, y reduciendo el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Además, el aguacate es también rico en minerales y vitaminas, destacando su contenido en hierro, magnesio, potasio, y vitamina E, que le confiere propiedades antioxidantes que previenen, entre otras enfermedades, diversos tipos de cáncer.

Y, por si esto fuera poco, el aguacate es también una de las frutas más ricas en proteínas, lo que lo convierte en un alimento idóneo para dietas vegetarianas, que carecen de las proteínas aportadas por alimentos como la carne y los huevos.