Frutería online Froitas Xeitosiña - Vigo
Reparto a domicilio de frutas y verduras de calidad en Vigo

El carro está vacío

La cocina con wok

El wok es una especie de sartén redonda y profunda, ancha es su parte superior y estrecha en su base, muy utilizada en la gastronomía oriental y que, poco a poco, se ha puesto de moda en prácticamente todo el mundo. Generalmente está fabricado en hierro fundido, aunque también hay woks de acero e incluso de aluminio con superficie antiadherente.

Aunque el wok es un utensilio de cocina muy versátil que permite preparar los alimentos de diferentes maneras: cocidos, fritos, al vapor, estofados, etc., una de sus grandes ventajas es que permite saltear los alimentos utilizando muy poco aceite. Esto nos permitirá preparar platos bajos en grasas al tiempo que preservaremos todo su sabor.

Si nunca has cocinado con wok y te animas a probar esta técnica, no olvides comprar verduras y hortalizas como cebolla, pimiento, puerro, zanahoria, calabacín, brécol, etc. La cocina con wok resulta especialmente adecuada para preparar platos basados en estos ingredientes, pues los mantiene enteros y crujientes, al tiempo que preserva todas sus propiedades.

Claves para la cocina con wok:

1. Ten todos los ingredientes preparados

El cocinado en wok es muy rápido, por lo que es muy importante que tengas todos los ingredientes y utensilios necesarios a mano. Las verduras deben estar previamente lavadas y cortadas en dados o en tiras. Es conveniente cortar los alimentos en trozos pequeños de aproximadamente el mismo tamaño para que se cocinen uniformemente.

2. Calienta bien el wok antes de añadir los alimentos

El wok ha de comenzar a utilizarse una vez que esté bien caliente. Cuando haya alcanzado la temperatura adecuada ya se puede añadir el aceite (el mínimo necesario), moviendo el wok en círculos para que bañe toda la superficie.

3. Cocina poco tiempo y a fuego fuerte

Añade los ingredientes que vayas a preparar y cocínalos muy poco tiempo y a fuego fuerte, con la finalidad de mantener toda su textura y sabor. Primero se deben añadir aquellos productos que requieran una cocción más prolongada, y poco a poco puedes ir añadiendo el resto de ingredientes.

4. Remueve frecuentemente

En la cocina con wok es importante remover los alimentos sin cesar para conseguir que todos los ingredientes se cocinen por igual. Con el fin de no dañar la superficie del wok, es recomendable emplear utensilios de madera, preferiblemente de mango largo para poder remover con comodidad sin sufrir quemaduras.

5. El wok no sólo sirve para saltear

No dudes en utilizar el wok para realizar otro tipo de preparaciones. El wok se puede utilizar para cocer, freír, estofar o cocinar alimentos al vapor.

6. Mantén tu wok como nuevo

Una vez que hayas terminado de cocinar, es recomendable lavar el wok mientras todavía mantiene parte de su calor. Una vez bien limpio, y para evitar su oxidación, es recomendable secarlo y untar su superficie con aceite para conservarlo en perfecto estado hasta su próxima utilización.
Y recuerda, la cocina con wok se resume en: fuego fuerte, cocción breve y remover constantemente los ingredientes. De este modo, tus verduras y hortalizas quedarán crujientes, con todo su sabor y apenas habrán perdido nutrientes.